Vista 1945

Vista 1945
Hotel Boulevard Atlántico. Mar del Sud. Año 1945. Archivo Pablo Grigera

domingo, 10 de noviembre de 2013

Dos fotos,dos cuentos,dos mentiras, dos pistas. Segunda parte.


EL VIAJE DE MAMA A HOUSTON, TEXAS

Mamá, siendo joven, tuvo una de esas grandes oportunidades que la vida da y que quizás suenen a aventura para una joven veinteañera, allá por fines de los 50’. Egresada del colegio secundario y ya profesora de inglés tuvo la posibilidad de ir a estudiar y trabajar a Estados Unidos.
El  padre de una compañera de estudios, ingeniero de profesión, había obtenido un ofrecimiento laboral para radicarse en Houston, Texas, siendo este hecho definitivo para que mamá fuese  invitada por su amiga y familia a instalarse por allá.
La idea era aprovechar esa estadía, no sólo trabajar, sino también para estudiar y perfeccionar su inglés en la Universidad de Houston, cosa que hará durante casi  3 años.
Muy poco conocemos, sus hijos, de aquella aventura de juventud. Quizás algún novio americano (dicen que se llamaba Thomas) haya roto el corazón de mi madre y decidiera volver, lo cierto es que unos años después naceré bajo el asfalto de Buenos Aires, hijo de padre Argentino y no a la sombra de una torre de petróleo e hijo del susodicho americano.
Lo cierto es que mi hermana y yo, y después de más de cincuenta años,  decidimos regalarle a mamá un viaje a Houston, queríamos que ella se reencontrara con esa juventud veinteañera y pese a su oposición inicial, aceptó gustosa, sabedora del enorme esfuerzo económico que ello nos implicaba.
La Houston actual es infinitamente distinta a la que ella conoció en la década del 50’ pero sus rasgos principales aún se mantienen, en especial en las afueras donde vivió.  Mamá se alojó en un coqueto Bed & Breakfast sobre Hazard Street del que habló maravillas, quizás hasta fue lo mejor del viaje, ya que desde allí organizó su recorrida a la ciudad. Lo que no pudo hallar, son a aquellos viejos  amigos a los que  ilusoriamente  planeaba encontrar. Eso si, tenía prohibida por nosotros el encuentro con Thomas, pero bueno , es asunto suyo y nunca sabremos si realmente ocurrió.
A su regreso, las historias y los cuentos inundaron la mesa familiar, pero lo increíble del caso es que observando las fotos del viaje de mamá y viendo las de su hospedaje, recordé, que dentro de los proyectos que el grupo Marum (hacedores de la puesta en valor del Hotel Boulevard Atlántico)  tiene en la Argentina, existía un edificio igual al  de las fotos de mi madre y como al que la empresa planeaba construir como obra nueva en Tierra del Fuego, las Celera Suites. Las imágenes no permitían establecer un equívoco, eran idénticas. Pero como era posible, dos edificios iguales a más de 14.000km de distancia.

Resignado, y no queriendo  encontrar respuestas  al tema, olvidé el asunto, hasta que unos días después me llamó mamá alborozada diciendo: ¡Van a construir un edificio idéntico al hotel de Houston en Tierra del Fuego! Por un instante pasó por  mi mente que quizás nos hubiera salido más barato invitar a mamá a Tierra del fuego que explicarle la situación.



UNA CUESTION FINANCIERA.

La lentitud de las obras de puesta en valor del Hotel Boulevard Atlántico son atribuidas en muchos casos a la dificultad de la tarea a realizar, ya sea en el moldeado de balaustres , tratamiento de superficies, etc, lo cual es cierto, son labores artesanales que requieren tiempo. Pero, lo cierto es también que 2 o 3 personas son realmente muy pocas para realizar tremenda tarea y el equipamiento de andamios y tablones, muy pobre para semejante tarea, ya que debería cubrir la totalidad de la fachada.
Lo sorprendente del caso es que en la página web del grupo inversor se promociona, en la página de contacto: “Estructura Orgánica Proyecto Museo Argentina” . Las imágenes son harto elocuentes de la magnificencia del proyecto, formas voluptuosas, aventanamientos alargados, casi una visión futurista. Ahora bien: ¿ Es posible que el grupo inversor que proyecta tamaña inversión no pueda cubrir económicamente la realización de la puesta en valor del Hotel Boulevard Atlántico?
Pero más sorprendente aún es verificar que las imágenes del proyectado Museo pertenecen a una obra realizada en Beijiing, China, por Zaha Hadid, el edificio Galaxy Soho de 332.857m2 y 67m de altura, construido entre los años 2009-2012.
Esta arquitecta de origen iraquí pero educada en Londres es quizás una de las más importantes arquitectas del mundo, habiendo recibido inclusive el premio Pritzker en el año 2004 por su labor, siendo la primera mujer en recibir este premio. Recordemos que el Pritzker es el equivalente en arquitectura al premio Nobel, por lo que emociona pensar que Zaha Hadid planee realizar una obra en Argentina y que exista el capital suficiente para poder realizar la obra y contratar a tan eximia arquitecta.
Esperemos entonces que el lento paso de las obras del Hotel  Boulevard Atlántico sólo tengan su explicación en una simple cuestión financiera.



 Ultimo momento.

Parece que la publicación de mis cuentos anteriores ha generado un cierto impacto en los desarrolladores ya que han empezado a cambiar las imágenes de sus páginas. Obviamente la denuncia está hecha previamente a esta publicación. Lo insólito del caso es que han reemplazado la foto del contacto por otra también sacada de la web, más precisamente de “my architecture design journal” de Irlanda. Por lo visto seguimos con las mismas mañas…



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada