Vista 1945

Vista 1945
Hotel Boulevard Atlántico. Mar del Sud. Año 1945. Archivo Pablo Grigera

domingo, 17 de julio de 2016

El pedido de informes del bloque de concejales de Cambiemos–UCR y su eco en el diario La Nación: “Del lujo a la ruina: la frustrada recuperación del Hotel Boulevard Atlántico”.


Hace unos meses el diario digital El Recado de Miramar publicaba la noticia del  pedido de informes del bloque de concejales de Cambiemos–UCR referido a las obras del Hotel Boulevard Atlántico de Mar del Sud. Al día de hoy las respuestas por parte del municipio han sido nulas al igual que ocurre con los pedidos de informes que la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires viene realizando desde mediados del 2014.

Diario digital El Recado. Miramar. 20 de mayo de 2016

A partir de la nota de “el Recado”, La Nación  se ha hecho eco de la situación publicando una nota titulada "Del lujo a la ruina: la frustrada recuperación del Hotel Boulevard Atlántico",firmada por el corresponsal del diario en la ciudad de Mar del Plata, Darío Palavecino, quien ya escribiera, en marzo del 2014, sobre la reconstrucción del hotel.[1]
A más de tres años de aquella nota las obras están paradas, sigue sin haber cartel de obra ni especificaciones en relación al alcance del proyecto y la pésima actuación de los responsables de las mismas ha sumido al edificio en una ruina tornando incierto el futuro del edificio.
La nota de Palavecino resalta ciertos aspectos sobre el tema siendo interesante  efectuar algunos comentarios al respecto:

1.-Hace “8 meses que el municipio paralizó los trabajos”.
Dato de enorme importancia ya que se desconocía la suspensión de las obras por parte del municipio pese a las declamaciones de que las mismas proseguían y a los ruidos de obra que en estos últimos tiempos se escuchan en su interior.

2.- “había fallas en la documentación de profesional responsable, graves falencias de seguridad y tampoco se estaba respetando el patrimonio arquitectónico confirmó a La Nación el secretario de Planeamiento de General Alvarado Alfredo Aguilar
Es obvia esta referencia ya que desde la caída del grupo anterior las obras fueron continuadas por sus actuales hacedores, carentes de formación profesional y matrícula profesional habilitante.
Las obras en el  mayor bien patrimonial del municipio fueron entregadas a no-idóneos y las consecuencias de estos hechos las vemos hoy en día, ya que han destruido al edificio con la mirada cómplice de un municipio que recién ahora empieza a actuar ante lo bochornoso de la situación. 2]

3.- “sobre los dos últimos resalta cuestiones muy puntuales: paredes altas sin apuntalar que corrían riesgo de derrumbe y , tan o más grave, incumplimiento en el proyecto comprometido. Por ejemplo se reemplazó la cubierta histórica, debían replicar las lajas por techos de chapa trapezoidal”
Muy interesante referencia del Secretario de Planeamiento, pero habría que recordarle que el desmantelamiento de la cubierta se hizo a partir de septiembre de 2014 en que se reemplazó la mansarda de pizarra por una nueva de chapas trapezoidales  y que fue “por una cuestión de costos ya que la pizarra nos sale más del doble y no se consigue la original[3]. Han pasado casi dos años y el municipio recién se da cuenta del tema de las chapas, el cual fue profusamente denunciado por este blog.[4]

http://pgrigeramardelsud.blogspot.com.ar/2015/03/reclama-el-hotel-2da-parte.html

4.- La “Fiscalía de Estado rechazó la posible expropiación” así como también lo hizo en relación a la denuncia de herencia vacante efectuada. Esta volverá del juzgado de Mar del Plata al de Paz de Miramar para que se expida, quien reconocerá  la validez de un boleto de compra venta efectuado entre el Sr Gamba y la Sra Klotz, (propietaria de las 58/72 vas partes ) el 18 de septiembre de 2012, abonando el Sr Gamba a esta última la suma de 130.000$ por la porción de propiedad referida. Es de hacer notar que el mismo día que se firmaba el boleto de compra-venta se hacía lo propio con la conformación de los  papeles del Fideicomiso Marum Suites de Mar,  y del cual el Sr Gamba formaba parte, que buscaba darle un encuadre legal  al proyecto de puesta en valor del edificio y a los otros emprendimientos de la manzana del hotel. El Sr Gamba recuperaba así la propiedad, condición indispensable para continuar con su sociedad  con el Grupo Marum.
Quizás sea interesante mencionar que a la fecha del desguace del edificio el propietario del mismo no era Gamba sino la Sra Klotz, quien había adquirido esa porción de propiedad en febrero de 2000  a María Elizabeth Fenoglio, ex esposa de Gamba, por 20.000U$S. De ahí el tema de la herencia vacante al no dejar Fenoglio descendencia.

5.- El “Expediente con la clausura sigue en el Juzgado de Faltas con una multa pendiente de 50.000$. Domenicone (el nuevo propietario) pidió en la comuna que se apruebe el proyecto de obra. Tendrá que hacer correcciones. Una fundamental, porque insiste en techar el hotel con chapa trapezoidal como las que ya colocaron. Lo autorizado menciona replicas de pizarra negra, remarcó Aguilar”
Es obvia la insistencia del Sr Domenicone  en el no reemplazo de la cubierta : primero fue pagada por el y además fue aprobada por el municipio, aunque Aguilar diga lo contrario, ya que si no hubiese sido así sería  inexplicable que continuaran con la colocación de las chapas  durante casi dos años. Recordemos además el eco de las denuncias realizadas en el diario la Nación ya que la  estructura del contrafrente permaneció sin techo durante un año permitiendo el deterioro (¿intencional?) de su interior debido a  la enorme cantidad de agua que el edificio recibiera.
Esta denuncia movilizará al municipio a ordenar la cubierta del contrafrente la cual se ha realizado parcialmente y el resto en forma precaria.

La Nación. Carta de Lectores. 24 de julio de 2015

Sería loable que el municipio pudiese hacer efectivas las penas  establecidas en el artículo 21  de la ordenanza municipal 307/00, conocida como  Código de Preservación Patrimonial del Municipio de General Alvarado que menciona: “las infracciones a la presente ordenanza serán sancionadas con multa al propietario y profesional interviniente, que se graduará en proporción a la gravedad de las mismas entre 1 y 250 salarios mínimos del agente municipal con horario completo, así como la restitución al estado anterior de las cosas, si eso fuera posible. Serán sancionados también  con multa graduable de 0,20 a 5 salarios mínimos aquellos quienes de cualquier manera y dolosamente ensucien, degraden o dañen de cualquier forma, algún bien de interés patrimonial”.
Creo que la ordenanza es clara alcanzando no sólo al propietario, o a los distintos  propietarios en el tiempo, en este caso, y a los actuantes, profesionales o no, que realizaron este desastre.

¿Puede el actual propietario, que adquiriera el bien a bajo costo  como una oportunidad de negocios, salvar al edificio cuando ni siquiera se dignó a invertir en un profesional que dirigiera las obras o inclusive contratar a un estudio profesional que pudiese realizar un proyecto  de intervención patrimonial  del edificio?.
¿Pueden continuar las tareas  los actuales responsables de las obras cuando han destruido por completo al edificio alterando, por negligencia o falta de conocimientos, la fachada principal del mayor bien patrimonial del Partido de General Alvarado y comprometiendo también al resto de las fachadas laterales?
¿Puede el gobierno municipal seguir callado, desde lo sucedido con el  desguace del edificio  en 2012 hasta hoy, ante todo lo acontecido con el hotel y de lo cual también son responsables?
¿Puede la sociedad de General Alvarado seguir impasible ante el despojo sufrido a su propio Patrimonio Cultural en el que se ha desguazado por completo su mayor bien patrimonial, Monumento Histórico Municipal, ante los ojos de toda una comunidad?

Esperemos finalmente que los distintos bloques del Honorable Consejo Deliberante se hagan eco del problema  del hotel  y que las propias autoridades municipales puedan, después de tantos años de silencio, dar respuestas a los interrogantes que plantea el edificio recordando que la preservación del patrimonio cultural hace a la identificación de las comunidades y permite conformar la memoria colectiva de sus habitantes.

http://www.lanacion.com.ar/1919019-del-lujo-a-la-ruina-la-frustrada-recuperacion-del-hotel-boulevard-atlantic










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada