Vista 1945

Vista 1945
Hotel Boulevard Atlántico. Mar del Sud. Año 1945. Archivo Pablo Grigera

jueves, 31 de octubre de 2013

Una nota de color

Hace algunos años se encararon las obras de pintura de la Casa de Gobierno. La elección de un color rosa fuerte fue un tema de discusión entre historiadores, especialistas, funcionarios y público en general sorprendidos por lo fuerte del tono elegido.
Lo cierto es que la elección del mismo no fue realizado al azar, estuvo precedido de cateos, estudios de laboratorio, etc, que revelaron, ante la carencia de registro documental pictórico, la existencia de distintas capas de pintura y diferentes tonalidades.
Le cupo finalmente a una comisión de especialistas determinar  el color definitivo a utilizar, que correspondió  al rosa fuerte utilizado durante la época de Sarmiento.
Si bien las hipótesis sobre la elección del color durante la época de Sarmiento variaban entre, los argumentos que la relacionaban con la mezcla de cal y sangre vacuna (algo muy habitual en la época), a la mixtura de colores representantivos de las distintas facciones políticas en pugna en la época: los liberales de Mitre, el blanco y los conservadores de Carlos Tejedor, el rojo. De allí esa síntesis salomónica buscando representar el equilibrio político deseado.

Fascículo Diario La Nación. La Nueva Argentina Turística. pag 297


En el año 1993 el desprendimiento de un roblón de la estructura de su cubierta obligará al gobierno francés a iniciar los trabajos de restauración del Grand Palais de París. Este edificio fue construido para albergar las exposiciones de Bellas Artes y las celebraciones  artísticas a desarrollar en el año 1900 durante la Exposición Universal realizada en París.
Al comenzar los trabajos en la bellísima bóveda acristalada se pudieron observar distintas capas de pintura, destacándose entre ellas el gris de su última etapa. A partir del desmonte de chapas remachadas durante las tareas de restauración se pudo constatar la presencia del color original, por lo que se planteó volver a pintar la estructura con el color verde claro de sus orígenes.
Luego de estudios en laboratorios y archivos se logró dar con los registros del fabricante de la pintura, que había empleado un verde llamado Reseda. El problema era determinar cual de los tres aparecidos en los registros de la firma era el empleado ya que se habían sacado a la venta tres tonalidades diferentes: pálido, medio y oscuro. Mediante las pruebas de laboratorio se pudo determinar que el utilizado en el Grand Palais era el verde reseda pálido que será el que finalmente se empleará en el pintado de la estructura.

Commons.wilkimedia.org/wiki/file:PanoramiqueGrandPalais.jpg

En estos últimos tiempos se han iniciado las obras de puesta en valor de la fachada principal del Hotel Boulevard Atlántico de Mar del Sud.
Si bien carecemos de datos fidedignos acerca del color original del edificio, algunas citas se refieren al color rojo de la fachada: “ fue aquella la primera batalla ganada por los pioneros a la naturaleza….pero en esa tarde fresca y llena de colores, frente al rojo y elegante edificio del “Boulevard Atlántico”…….[1]
Aún hoy,  es posible observar en sus muros los restos de ese rojo al que hacíamos mención como también restos de distintas paletas de colores, que van desde el rosa al anaranjado siendo un muestrario completo de las distintas capas de pintura con las que ha sido revestido el edificio.   

Esperemos que los responsables de la puesta en valor del edificio puedan contemplar, a partir del  análisis de laboratorio de las muestras de pintura de su fachada, el devenir histórico del edificio y poder así tomar una decisión en relación al color de su fachada, evitando caer en elecciones ajenas a su historia o referenciables a modas o a otros edificios de su misma tipología.



 “La restauración es una operación que debe tener un carácter excepcional. Tiene como fin conservar y revelar los valores estéticos e históricos del monumento y se fundamenta en el respeto a la esencia antigua y a los documentos auténticos. Su límite está allí donde comienza la hipótesis: en el plano de las reconstituciones basadas en conjeturas, todo trabajo de complemento reconocido como indispensable por razones estéticas o técnicas aflora de la composición arquitectónica y llevará la marca de nuestro tiempo. La restauración estará siempre precedida y acompañada de un estudio arqueológico e histórico del monumento”.
Carta Internacional sobre la Conservación y Restauración de Monumentos y Sitios (Artículo 9. Venecia,1964)




[1] Tierra Soñada.: Episodios de la colonización agraria judía en la Argentina.1889-1959. Ed.Luis  
  Lasserre. 1959. José Liebermann. página 39
  No sabemos con exactitud si esa referencia de José Liebermann se realiza en base a las memorias  
  de su padre, Marcos Liebermann, que formó parte del contingente de “Pampistas”,( inmigrantes
  judíos rusos traídos por el Barón Hirsch a la Argentina, y  que  se alojaron en el hotel entre enero
  y marzo de 1892) o bien se refiere a ese color a partir de alguna visita  realizada con posterioridad
  a la estadía de su padre. Lo  cierto es que la referencia a ese color rojo sería acertada  en vista de
  los restos visibles de pintura que aún son  posibles de observar en el edificio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada